lunes, marzo 05, 2007

cronica pre rally

Nos juntamos a las 8 del domingo 25 de febrero en la pizzería buena onda de aguirre y scalabrini ortiz. Compartiendo unas cervezas desacalorantes estaban: adri, pao, marina, sofía, pío, d´anger, albano y martin. Consultado por la portación de camara, albano confiesa haber venido de civil. Por el contrario, d´anger portaba su filmadora sony. Puntualmente llegó la combi de la feria “punta mogote”, toda revestida en calcos institucionales. (es importante la visibilidad del vehículo para su identificación en la caravana salada). Ya cargaba una pareja y nos unimos a la travesía.

La combi atravesó soldati y lugano, por las avenidas, cruz y roca. Pasamos frente al barrio lugano y luego el autódromo. Llegamos al puente de la noria y ya comenzamos a ver escalonados los autos de la seguridad de la feria punta mogote. Ford viejos con calcos alusivos y una sirena amarilla puesta arriba. Hacemos unos metros por el camino negro y luego doblamos a la derecha por calles de budge. Una larga fila de autos, camiones, camionetas y hasta micros de larga distancia, y el paso es lento. A medida que nos acerquemos aparecerá más gente en las calles, y puestos callejeros improvisados.

Unas cuadras antes de llegar, la combi levanta a Romina, la coordinadora del tour, que se presenta y toma lista: “martin di peco?... ah, bien,,,, y esta es tu gente, no?”

Cuando llegamos finalmente al portón de la feria, nos encontramos con una “mini” feria espontáneamente instalada en la entrada, y muchísima gente que esperaba impaciente la hora de apertura. Romina nos avisará: “Llegamos temprano. La feria todavía no abrió. Igual vamos a esperar del lado de adentro. Yo los voy a llevar hasta la administración, así que les pido que no se separen…”

Se abren las puertas y el espectáculo impresiona. Puede ser parecido al ingreso a un recital, cuando recién se abren las puertas. Se escuchan gritos, ruidos de carros, un silbato, chiflidos, pisadas apuradas y siempre una cumbia de fondo. D´anger desenfunda y registra todo. Al poco tiempo Romina lo interrumpirá preocupada. “porque estás filmando?” “Cada tanto vienen canales a filmar, pero hay que pedir permiso en la administración” Momento tenso, y Julián tiene que apagar la cámara.

Finalmente entramos al galpón, y si afuera hacía calor, adentro el sauna hacía honor al nombre de la feria.

Arreglamos el precio del tour en la administración y nos dan 3 horas para recorrer y comprar en la feria. Romina nos explica como recorrer el galpón de punta mogote. “Pueden salir y ver las ferias de Urkupiña y La Ribera, pero ahí no les garantizamos seguridad”. La jurisdicción tan clara que parecía dividir los distintos emplazamientos no es tal recorriendo la feria. No es para nada claro el momento de división política. Es más bien todo bastante continuo, y de generación, a simple vista, espontánea. Más al acercarse a la ribera (del riachuelo, postal imperdible) y menos en el corazón del galpón de punta mogote, donde alquilar un puesto/ kiosco cuesta 50 pesos por día. (también habrá vendedores ambulantes: changuitos con gaseosas y pebetes, otros con artículos tipo biromes encendedores y anotadores, y los q venden unas bolsas enormes impermeables de lona, un must para compradores compulsivos y no tanto). La feria solo abre las madrugadas del miércoles para el jueves y del domingo para el lunes…. De 9 de la noche a 6 de la mañana. Los motivos?…. Nadie relacionado a la organización dará una respuesta clara… “se fue dando así”

El clima es realmente espeso. El calor se hace sentir todo el tiempo. Los pasillos tienen el ancho justo para que pase un carro y una persona. Los changarines circularán muy rápido y siempre pasaran gritando permiso o cuidado. “Es como una ciudad medieval” acota Adri.

La organización sigue un orden de rubros más o menos laxo. La indumentaria en tales filas, afuera electrodomésticos, en tal recova cds y dvds, en ese sector de afuera “patio de comidas” (donde se pueden saborear comidas bolivianas y paraguayas, pero tampoco faltan las pancherías y parrillas, donde se puede probar un choripan con berenjena asada… y vivir para contarlo!)

Los precios son realmente bajos. Remeras nike a 5 pesos, zapatillas puma a 30 pesos, dvd players a 100 pesos…. y así sucesivamente. Adri y paola compraron anteojos de sol, Albano un jogging para su talla, d´Anger compro unas remeras, sofia y marina compraron unas lonas / toldos reciclados de viejas publicidades, pio y paola compraron unos bolsos impermeables muy interesantes. Marina ataco el rubro indumentaria deportiva: mucha remera de boca, camerún, gorra y pantaloncitos cortos. En la feria de la ribera, el grupo fue cautivado por los sonidos e imágenes de un compilado ochentoso que abría con “big in japan”, siguiendo con “eye of the tiger” y tantos otros hits inoxidables. El grupo invierte en la banda de sonido de la fiesta del C.O.

(...)

Cuando se acercaba la hora estipulada para la recorrida, las nubes se cerraban, comenzaba a relampaguear y a levantarse viento. Poco antes de las 12 y media, un apagón oscureció la feria por completo. Fueron 15 segundos de ansiedad y pánico contenido, con aullidos de coro. Todo vuelve a la normalidad pronto y esperamos que se haga la hora en la administración acondicionada

Romina nos recolecta y apurados subimos a la combi justo antes de que se largue. ¿los puestos de afuera ya habrán levantado todo?

La tormenta es realmente fuerte. Vemos un detector de infracciones estallar. La combi maniobra entre el diluvio, y Adri se baja en Corrientes y Mario Bravo. Albano y Sofía bajan en Charcas y Billinghurst, y el resto del grupo sigue hasta Aguirre. Allí harán el trasbordo con “el bonito” Pao, Julián, Marina, Pío y Martín irán en busca del plan de alimentación nocturna, todavía en etapa de prueba. Falla Nápoles, falla Canning y Corrientes y falla Santa Fe y Canning. El slogan propuesto por d´Anger no parece verificar…. “es buenos aires, es buena onda” Finalmente, y por casualidad llegamos a la hospitalidad de “lo de mauri” en guemes y serrano. Con un disc jockey que mezclaba candombe con marilyn manson y una pizza que se hace esperar despedimos una jornada muy salada.




2 comentarios:

vic dijo...

genial!
nos vemos pronto ahi :)

saludos

vic

your dog dijo...

muy buena cronica, aunque nunca es suficiente para describir el clima apocalyptico del lugar!!!!
y te falto agregar q vendían tortugas, digo como apoteosis de la ilegalidad!!!