domingo, noviembre 09, 2008

8 de noviembre de 2008: Rallyparásito a la Remada por el riachuelo de la Fundación por La Boca

La fundación por el Riachuelo organizó una remada por el riachuelo, el Nuevo Municipio pasó el dato, y Rallyconurbano organizó una micro infantería que seguiría por tierra a los feroces remadores.

Bien temprano a la mañana, Pablo Chimenti, Julián D´Angiolillo y Natalia Muñoa se embarcaron en la lancha “Cintra” de la fundación x la boca, junto a unos gondolieri y otros invitados. La lancha salió del yacht club del dique 4 de Puerto Madero con rumbo aguas arriba al Club Regatas de Avellaneda.

La idea era que el Rally los interceptase a eso de las 11.30 por Vuelta de Rocha y de ahí los siguiera a pie en el trayecto más complicado de la travesía. Pero los motores de las embarcaciones iban a todo vapor, y ni siquiera los vimos pasar. En la explanada de la fundación Proa esperaban: Martín Di Peco, Silvina Espósito, Diego Bianchi, Marina Zuccon, Julia Masvernat, Hernán Kerlnevich, Noelia Leonzio y Pío Torroja. Paola y Adri venían llegando en “el bonito” cuando recibimos el mensaje de Danger avisando que ellos ya habían llegado al club Regatas. Decidimos entonces apurarnos para no perdernos la choripaneada y mientras Julia, Hernán, Noelia y Pío esperaban a Salaberri y Vazquez; el resto nos subimos a un taxi y vamos yendo. El tachero se copa y sigue el recorrido que hicieron los remos: Vamos todo por la ribera de la boca hasta puente pueyrredón, ahí cruzamos a provincia y agarramos Yrigoyen hasta Fernandez, y despues Guifra hasta la entrada del club, - que queda bastante cerca del Basilisco, acota Diego.
Cuando llegamos ya habían hecho la entrega de medallas, y estaban sonando las gaitas de los gondolieri vestidos con trajes típicos. Vamos hasta la ribera, donde estaban subiendo las embarcaciones que habían participado, y los familiares felicitaban en la rampa de llegada a los valientes participantes. De fondo, los vecinos de la villa de Barracas vigilaban la escena. Nos encontramos con el equipo A y Julián nos cuenta –Hubo amenazas de piedras, pero por suerte no pasó nada.
El equipo C está en camino, igual que los choris que se anuncian por el mismo megáfono que arengaba a los remeros y que dirigía el tránsito del evento. Luciana, el otro pilar de la organización iba de aquí para allá atendiendo medios y pedidos de los remadores.
Luchamos por nuestro alimento y nos proveemos de un vasito de vino para recibir a los 6 integrantes que faltaban.
Apenas tenemos tiempo para saludarnos y ya anuncian que hay una lancha que vuelve para puerto madero. con el sentido de la oportunidad a flor de piel, nos zambullimos en la cola para embarcarse. Estoicamente, Paola y Adri se perderán la posibilidad de navegar por estar atada una a su vehículo y otra a su amiga. Natalia también se copa en esa.
El resto nos apuramos en la fila, pero no es todo tan fácil: Silvina y Diego ya estaban arriba cuando el megáfono anuncia: - esta lancha es solo para periodistas, la gente sin cámaras ni micrófonos por favor descienda de la embarcación. Silvina esgrime la cybershot que le había pasado martín hace dos segundos pero no logra convencer a nadie. Vemos como parte la lancha, y atrás de ellos varios remeros que vuelven remando nuevamente al yacht club.
A la una y media anuncian que parte un micro para el centro y nos hace dudar a todos, pero nos jugamos a todo o nada con el plan regreso en lancha, imposible no querer sacarse las ganas. Por suerte acertamos y al rato nos anuncian que podemos volver en la lancha en la que vino el equipo A, en la que vuelve casi toda la gente que se había quedado todavía en el club.
El coronel Kurtz Cobain nos guiará habilmente aguas abajo, atravesando el corazón, los pulmones, el intestino delgado y el duodeno de las tinieblas.
Por suerte el rally empieza a garpar. Tarde, pero seguro y en contante y sonante.
Asombra del riachuelo un constante burbujeo, como si se estuviera cocinando a fuego muy lento, o como si estuviera chispeando. Aparentemente sería el poco oxígeno que encuentra su camino a la superficie. Por momentos se levanta un rocío que las brisas marinas nos regalan, depositando sus partículas sobre nosotros. Los que pueden se resguardan en la cabina.
Pero pasando Vuelta de Rocha y entrando en Puerto Madero, el agua cambiará muy pronto su color, olor y paisaje circundante. Por si hiciera falta, se despejan las nubes de la tormenta pronosticadísima y empieza a salir el sol. Así que llegamos espléndidos al yacht club, donde ya nos esperaban Pao, Adri y Natu. Nos saludamos y felicitamos por la movida que organizó la gente de fundación por la boca. A diego lo cruzan en lancha hasta Alicia M. de Justo, Adri, Paola, Noelia y Pío se despiden en el bonito y el resto vamos a por unas cervezas y cocas accesibles en un kioscobar sobre paseo colón. Nos sentamos en unas mesitas con sombrilla sobre la recova.


Natu Julián
_--------------_ _-----------------_
/ \ / \
Silvina / \ / \ Hernán
l l l l
l l l l
Marina l l l l Pablo
\ / \ /
\ _ _/ \_ _ /
-------------- ----------------
Martín Julia



Hay varias fotos subidas a
http://rallyconurbano.multiply.com/photos/album/40/40

4 comentarios:

paola dijo...

Genial la cronica...como me clave con el auto!!!!!..me perdi la mejor parte,...disfruto del registro ya subido entonces. besos. pao

adri dijo...

el primer rally anfibio!

m7red dijo...

impresionante! el corazón de las tinieblas! fuimos...una avanzada del progreso!
muy buen material
!

maquila dijo...

Buenisimas las fotos!